Construyendo Puentes

Construir puentes para proponer los principios y valores que pueden afianzar una sociedad digna del hombre, a la luz de las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia

El libro de los Hechos de los Apóstoles, (Hch 17,15) cuenta la llegada de San Pablo a Atenas, después de pasar duras experiencias en Filipos, Tesalónica y Berea. Atenas es el corazón de Grecia, que si bien decadente en lo político, es todavía esplendorosa en lo cultural. Pablo se indigna al ver “una ciudad tan sumida en la idolatría”. El texto relata qué hizo Pablo, ciudadano romano, con gran influencia helénica, y ante todo, apóstol de Jesucristo: “conversaba con los judíos y prosélitos en la sinagoga y lo mismo hacía todo los días en la plaza con los que se encontraba”. Incluso filósofos epicúreos y estoicos entablaron diálogo con él. Recorre la sinagoga, centro de la vida de fe; acude a la plaza, núcleo de la vida urbana, y también va al Areópago, símbolo de la vida política y cultural de Atenas. Pablo, al ver un ambiente tan ajeno a la Palabra, no se encierra en sí mismo. Pasea, dialoga, encuentra y anuncia. Observa la vida cultural y social de la ciudad “desde una mirada contemplativa” que descubre “al Dios que habita en sus hogares, en sus calles y sus plazas” (Evangelii gaudium, 71).

Sobre este texto, durante la catequesis semanal pronunciada en la Audiencia General del día 6 de noviembre de 2019, el Papa Francisco expuso que “Pablo elige la mirada que lo lleva a abrir una brecha entre el Evangelio y el mundo pagano … haciéndose pontífice, constructor de puentes”.

La Asociación Católicos en Sociedad nace con la voluntad de, como Pablo, construir puentes para, desde una mirada contemplativa y activa del mundo en el que vivimos como laicos, proponer los principios y valores que pueden afianzar una sociedad digna del hombre, a la luz de las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia.